¿Sufres ATM?

 ¿Conoces la ATM?

¿Tienes dolores de oído, mareos o dolores de cabeza?

Los trastornos de la articulación temporomandibular (ATM), son un conjunto de alteraciones relativas a la articulación temporomandibular y las estructuras anatómicas que la rodean, que son causa usualmente no diagnosticada de cefalea y trastornos faciales de diversa intensidad.

La incidencia de estos trastornos es muy alta: hasta un 50% de la población general lo padece en algún grado. Es más frecuente en mujeres entre los 20 y 50 años. En un 7% de los casos el problema genera alteraciones bucofaciales con dolor facial y mandibular.

Las molestias o el dolor se localizan habitualmente en la mandíbula, la articulación temporomandibular y los músculos de la masticación. Se asocia también con dolor del oído, sensación de oído tapado, mareos, dolor cervical y cefalea. Su curso puede ser agudo y autolimitado, o crónico .

Las alteraciones de la articulación témporomandibular pueden ocasionar dolores de cabeza recurrentes que no responden al tratamiento habitual. Los síntomas típicos de estos trastornos mandibulares son el ruido articular (“chasquido”), la debilidad de músculos masticatorios, la limitación y disminución en la gama de movimientos de la mandíbula.

 

¿Sufres problemas de ATM?

Resumiendo los síntomas:

  • Dolor: en la cabeza, principalmente en las sienes y que se puede irradiar a la mandíbula, boca, garganta, nuca, cuello, hombros.
  • Ruidos: articulares como chasquidos, crujidos; óticos como zumbidos, pitidos.
  • Funcionales: articulares como saltos, luxaciones; musculares como no poder abrir la boca, no poder masticar, contracturas; oclusales como apretar los dientes, rechinar, cerrar mal; óticos como taponamiento, mareos, vértigos, oír menos.
  • Otros: adormecimiento de la piel de la cara, picor en el conducto auditivo externo, picor en la garganta, sequedad de la boca, molestias en los ojos o en la visión, nerviosismo, depresión.

Tratamiento

Según la causa y las características del paciente , los tratamientos más comunes son :

  • Tratamiento con equilibradores invertidos para evitar posturas protusivas y subir la dimensión vertical para aumentar la separación entre la mandíbula y el maxilar superior
  • Ferulas de descarga que evitan el desgaste y permiten la relajación de los músculos y la colocación de articulación temporomandibular en su posición normal.

Otra información que te podría interesar

  • Es posible que alguna vez en tu vida hayas notado cómo te sangran las encías al cepillarte los dientes o mientras usas el hilo dental, lo que podría ser un indicio de que estás padeciendo alguna enfermedad bucal. Por suerte en Clínica Botello en Huelva nuestros dentistas......

  • El bruxismo es el hábito involuntario de apretar o rechinar las estructuras dentales sin propósitos funcionales. Más del 70 % de la población española padece bruxismo. El estrés es uno de los principales responsables de este problema. Síntomas que indican padecer de bruxismo: – Rechinas......

  • Los cepillos de dientes eléctricos son productos de higiene bucales que funcionan con baterías y promueven los dientes limpios, ya que utilizan un cabezal de cerdas capaz de moverse a un ritmo mucho más rápido que cualquier mano humana. Por lo general, sus cabezas de......

  • Mantener una óptima salud bucodental implica una correcta higiene bucal. De hecho, esta es la mejor manera de prevenir la aparición de enfermedades periodontales, tales como gingivitis o periodontitis, y evitar la pérdida de piezas dentales a causa de ellas.         ¿......